La forja de un rebelde

“Yo diría que un escritor está comprometido cuando se esfuerza por embarcar a la conciencia más lúcida y completa, es decir, cuando, tanto para él como para los demás, hace pasar el compromiso de la espontaneidad inmediata a lo reflexionado” Sartre Escribir, se dice, es un acto de rebeldía.  ¿Qué tanto?  Solo si se extiendeSigue leyendo «La forja de un rebelde»

Prohibido llorar

 “Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre” Sultana Aixa, madre de Boabdil. Llorar es una expresión humana cada vez más despreciada en nuestros tiempos.  Nos avergüenza el sentimiento porque pensamos que es muestra de debilidad o la atribuimos, según nuestra idea retorcida de masculinidad, a las mujeres.  En tiempos pretéritos, a laSigue leyendo «Prohibido llorar»

El viaje inútil

El malhadado presidente de Guatemala, desacreditado por sus ejecutorias, no de ahora, sino desde que inició su carrera política que abonó en los puestos que oportunamente fungió dentro de la burocracia, quiere hacernos creer que su liderazgo es impoluto y que persigue el bien de la nación.  Su timo, que trasciende en su intención nuestrasSigue leyendo «El viaje inútil»

Urdimbres

Es probable que muchas de las cosas que recordamos y elencamos a nuestro disfrute sean producto de nuestra imaginación.  Lo propio del recuerdo es la ficción que acomoda los eventos según conveniencia, haciendo de nuestras historias reconstrucción falsificada.  Por ello, mal haríamos no apercibirnos de esas triquiñuelas para no quedar encantados de nuestros propios timos.Sigue leyendo «Urdimbres»

Aficiones mistéricas

Siempre me han intrigado las personas que recurren a los adivinos para la solución de sus problemas, más aún cuando muchos de ellos son fieles practicantes de la fe católica que no experimentan contradicción en su conducta.  Es curioso por el atavismo que representa en una cultura que se jacta de lo racional y exigeSigue leyendo «Aficiones mistéricas»

Pendencieros

Hay espíritus nacidos para litigar, algo así como si el ánimo de guerra fuera parte de lo más íntimo y no existiera otra función vital que la lucha.  Me los he encontrado y nunca me han sido indiferentes, son una suerte de pieza curiosa (sin que esto los degrade) para la que no queda sinoSigue leyendo «Pendencieros»