Inconscientes

La estupidez es una constante en nuestra vida, si no en la suya, en muchos de los que conozco y en la mía misma, por supuesto.  Y no me refiero a la ignorancia relativa a los saberes científicos -eso queda por descontado-, sino a la contumacia expresada en la inclinación a determinarnos por lo bajoSigue leyendo “Inconscientes”

Usos y abusos de la tecnología

“Estos mercados socavan la democracia y socavan la libertad. Deberían estar prohibidos. Esta no es una propuesta radical. Hay otros mercados que prohibimos: prohibimos los mercados de órganos humanos, prohibimos los mercados de esclavos humanos porque tienen consecuencias destructivas inevitables”. Shoshana Zuboff Las grandes compañías se encuentran en guerra, Amazon, Facebook, Google, Twitter, Apple ySigue leyendo “Usos y abusos de la tecnología”

El tiempo que pasa

Fugit irreparabile tempus. Virgilio Es inevitable que el tiempo se escurra de nuestras manos.  No lo podemos evitar.  Vivimos en clave de drenaje constante sin que a veces lo apercibamos.  El drama alcanza su esplendor cuando lo gastamos descuidadamente, sin enterarnos de que dejamos la vida en ocupaciones a veces sin propósito o quizá conSigue leyendo “El tiempo que pasa”

Recuperar la inocencia

El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado Jean-Jacques Rousseau Quizá alguna vez fuimos inocentes.  Nos lo sugirió Rousseau.  Puede que en los albores del tiempo -cuando ni siquiera lo mediamos- viviéramos sin pretensiones, sujetos al día a día, sin estrés, pidiendo a Dios, salud, protección y hasta felicidad.  ¿Se imagina?, sin elSigue leyendo “Recuperar la inocencia”

Pedagogía crítica

Las críticas no serán agradables, pero son necesarias. Winston Churchill Uno de los resultados de la educación debería ser la disposición y el ánimo a la crítica.  El ejercicio del distanciamiento a discursos, instituidos por grupos de interés.  En cambio, a veces la escuela no es sino una especie de adiestramiento o formación para elSigue leyendo “Pedagogía crítica”

La pedagogía de la vida

Todo puede reducirse quizá a la educación.  De ella dependemos para sobrevivir o, más aún, para tomarle gusto a la vida.  A veces, sin embargo, no reparamos en su valor y damos clausurado el itinerario cuando salimos de las aulas.  Tal vez pensemos que sea suficiente por sentirnos mayores, por razón de pereza, frecuentemente por inconsciencia.

Compulsiones

La racionalidad a menudo es un supuesto que nuestros actos desmienten.  Me refiero, por ejemplo, a esa conducta ciega que nos lleva a comprar por impulso, sin lógica ni sentido.  Justo como cuando compramos libros sin necesitarlo, porque está de moda, por la portada “cool”, porque somos intelectuales.  Fue lo que me reprochó un díaSigue leyendo “Compulsiones”