El difícil arte de crecer

Que la vida familiar carecía de estética y era a veces inmoral lo sabía intuitivamente el pequeño Juan que lloraba desconsolado por su camisa de fuerza.  Nunca comprendió las razones por las que su madre lo ahogaba en esa ropa si estimaba la desmesura de su barriga y la talla de la pieza exigua.  PrefirióSigue leyendo «El difícil arte de crecer»

Las redes, el ruido y el desamor

Toda la vida en las sociedades donde rigen las condiciones modernas de producción se manifiesta como una inmensa acumulación de espectáculos. Todo lo que antes se vivía directamente, se aleja ahora en una representación. Guy Debord Hay mucho ruido en el ambiente y cada vez es peor.  Las noticias, las redes sociales, la música, elSigue leyendo «Las redes, el ruido y el desamor»

Nostalgia de cartas imposibles

Si deseas algo de aquí o quieres que te haga cualquier recado, te pido que sólo te acuerdes de mí para tus encargos. Así soy yo de egoísta cuando me estoy enamorando. Escríbeme y cuéntame todo lo que haces. De esta manera me será más fácil soportar tu ausencia. Aprovecha tu estancia en Hamburgo paraSigue leyendo «Nostalgia de cartas imposibles»

El viaje inútil

El malhadado presidente de Guatemala, desacreditado por sus ejecutorias, no de ahora, sino desde que inició su carrera política que abonó en los puestos que oportunamente fungió dentro de la burocracia, quiere hacernos creer que su liderazgo es impoluto y que persigue el bien de la nación.  Su timo, que trasciende en su intención nuestrasSigue leyendo «El viaje inútil»

Aficiones mistéricas

Siempre me han intrigado las personas que recurren a los adivinos para la solución de sus problemas, más aún cuando muchos de ellos son fieles practicantes de la fe católica que no experimentan contradicción en su conducta.  Es curioso por el atavismo que representa en una cultura que se jacta de lo racional y exigeSigue leyendo «Aficiones mistéricas»

Las patrañas de Zuckerberg

Las noticias que nos llegan sobre el poder que tiene Mark Zuckerberg de manipular la conducta de los que acceden a sus aplicaciones son de escándalo.  Sabíamos algo, nos lo venían advirtiendo muchos extrabajadores de su empresa y otros tantos críticos, pero desconocíamos la dimensión del agravio.  La maldad del infame es colosal. No nosSigue leyendo «Las patrañas de Zuckerberg»