El hábito no hace al monje

La mejor prueba de que el hábito no hace al monje quizá lo constituyan los intelectuales.  Digo, leer mucho no los convierte inmediatamente en sujetos de conducta ejemplar.  En eruditos sí, pero nada más.  De modo que la convicción platónica del virtuosismo de los filósofos es una ilusión del más alto nivel del fantasioso ateniense.Sigue leyendo «El hábito no hace al monje»

Corresponsables

Contrario a lo que algunos piensan, creo que la sociedad civil tiene alguna responsabilidad de lo que nos acontece en el país.  Sí, hay niveles de culpa, pero no significa que no seamos parte del conjunto degradante por acción u omisión.  Afirmar lo contrario significa no asumir lo propio y nos condena a seguir conSigue leyendo «Corresponsables»

Un país a la deriva

La crisis que nos aqueja en nuestro país deriva de múltiples causas, pero una de ellas, quizá la principal, sea la falta de liderazgo de un presidente que nunca tuvo un plan de gobierno.  Y no ha sido el primero con esta característica, la mayor parte de políticos que han estado en esa posición hanSigue leyendo «Un país a la deriva»

Evocaciones

Ahora que estamos próximos a celebrar los así llamados quinientos años de conquista, es oportuno evocar a los espíritus colaboracionistas con cuyo trabajo se instauró un nuevo orden en tierras americanas.  Recordarlos, no por el buen sabor de boca que dejan, o por deseos de reconocimiento, sino para superar ese ánimo entregado de algunos yaSigue leyendo «Evocaciones»

La decadencia de los héroes

En la década de los ochenta los nicaragüenses tuvieron un héroe en las filas de la Iglesia Católica, se llamaba Miguel Obando y Bravo.  Su porte no era majestuoso, más bien era exiguo, llano y poco sofisticado.  Primero fue Arzobispo de Managua, luego Cardenal, príncipe eclesiástico quizá emparentado con Atila, ya sabe, el bárbaro aquel,Sigue leyendo «La decadencia de los héroes»