La avaricia: pasión por tener

¡Oh avaricia! ¿qué más puedes hacer, que así te has apropiado de mi sangre que ni te cuidas de tu propia carne? Dante Alighieri La mesura creo que nunca ha sido lo nuestro.  Es un hecho.  La historia cuenta con suficiente evidencia de ese apetito sin límite en el que exponemos nuestro carácter.  La inclinaciónSigue leyendo «La avaricia: pasión por tener»