Ya, pero todavía no

El natalicio de Jesucristo que estamos por celebrar es un acontecimiento que nos obliga a poner la vista en valores a veces olvidados por la prisa de los días: el amor, la vida y la esperanza, entre otros.  Centrémonos en ellos para sacarles provecho y estimular rectificaciones personales si fuera necesario (evidentemente, esto aplica particularmente … Sigue leyendo Ya, pero todavía no