Encrucijada emocional

En la esfera personal soy un optimista irredento.  Al levantarme creo que seré capaz de cambiar el mundo, estreno la jornada como si no existiera pasado y tengo la convicción de que soy una especie de número premiado.  No entiendo de dónde viene semejante impostura egolátrica, pero juro con la mano en la Biblia queSigue leyendo “Encrucijada emocional”