El extraño caso de los mirones en internet

Resultado de imagen para mirones y voyerismo

La ley de Pareto podría aplicarse exitosamente en el universo digital si no fuera porque Ricardo Baeza-Yates, Premio Nacional de Informática, considera que la holgazanería de los usuarios de Internet supera el 80/20 sugerido por las arbitrarias estadísticas del celebérrimo economista italiano.

Los datos de Baeza-Yates respecto a que “la mayoría de usuarios de Internet son mirones que no hacen nada”, hacen palidecer la intuición de que el 20 por ciento de creadores de contenido digital es el responsable del 80 por ciento de lo que aparece en las redes.  En realidad, es mucho menos, afirma el premio Nacional de Informática 2018, director de programas en la Northeastern University y jefe de tecnología de NTENT.

Según una entrevista reciente ofrecida por Baeza-Yates al diario español, El País, menos del 1% de usuarios de Internet crea más del 50% del contenido. “Si tomas cualquier segmento de tiempo determinado, el porcentaje de gente activa en Internet seguro que es menos del 10%”, explica el profesor chileno. “Lo he visto en lugares donde he trabajado. La mayor parte de gente en internet, en las redes sociales sobre todo, está de mirón, sin hacer nada. Ni siquiera hace un like. No genera datos para internet, que no es lo mismo que estar activo. La gente que contribuye, que hace un like, podría ser un 10%, pero quienes hacen un tuit o un post o cuelgan una foto, van a ser menos”, añade.

Esto no contradice la creencia de que mucha basura se produce en la red, pues ese mínimo porcentaje es el responsable de los desechos pululantes, las noticias falsas, bulos, y teorías conspirativas cual más variada y “original”.  Como que si los agentes digitales vivieran al servicio de la desinformación y la mentira.

Además, Baeza-Yates pone en evidencia no solo la vagabundería de “los mirones”, “il dolce far niente”, sino esa inclinación perniciosa del voyerismo extendido.  Quizá ese sea el éxito de Instagram, Facebook, Twitter y YouTube, la capacidad de crear espacios para la cháchara, el ánimo de ver incansablemente la vida de los demás (particularmente la farándula) sus éxitos, pero sobre todo sus fracasos, frustraciones y desventuras.

Con todo, no crea que tenemos acceso a todo lo que se produce en Internet.  A veces, desafortunadamente no.  Los mismos algoritmos se encargan de que los mayores escándalos y la basura de primer orden ocupen los primeros lugares en las búsquedas.  De ese modo, usted y yo nos convertimos en objetivo de los que manejan el cotarro en las redes, víctimas obligadas a la deformación de las ideas por unos actores maquiavélicos, hijos del averno, con propósitos aviesos de homogenización del pensamiento.  No lo dude, Satán anda suelto y se ha transfigurado en sistema binario dentro de las aplicaciones que usted descarga en su teléfono inteligente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s